Banda Ancha EU

Comunidad de usuarios
de fibra, móvil y ADSL

Sobre el monolito de los indios Sioux

elmohino

Los feligreses del bello municipio de Tótem, también conocido como la Marbella del Sureste homenajeaban al Padre Cosme, que acababa de cumplir 25 años al frente de la misma. Estaba previsto que, al final de la cena, el alcalde del municipio pronunciara un breve discurso.

Ya acabados los postres, y como el político se retrasaba, el sacerdote decidió pronunciar unas palabras él mismo para hacer tiempo hasta que llegase.

Dijo el cura: 'Mi primera impresión de la Parroquia la tuve con la primera confesión que me tocó escuchar. Pensé que me había enviado el Obispo a un lugar terrible, ya que la primera persona que se confesó conmigo me dijo que había robado un televisor, que había robado dinero a sus padres y que había robado también en la empresa en la que trabajaba. También se dedicaba ocasionalmente al tráfico de drogas. Y para colmo, me confesó que le había trasmitido una enfermedad venérea a su propia hermana. Me quedé asombrado, asustadísimo... Pero cuando transcurrió un tiempo, fui conociendo más gente y vi que no eran todos así, pude comprobar que ésta es una parroquia llena de gente responsable, con valores, comprometida con su fe. Y así he vivido los 25 años más maravillosos de mi sacerdocio."

Justo en ese momento llegó el alcalde, que subió al estrado y tomó la palabra. Tras pedir disculpas por llegar tarde, dijo: 'Nunca voy a olvidar el primer día que llegó el Padre Cosme a nuestra Parroquia... De hecho, tuve el honor de ser el primero que se confesó con él..."

MORALEJA:

¡Si tienes que hablar en público, procura no llegar tarde!

¡ATENCIÓN!: Esta historia está creada a base de personajes ficticios. Cualquier parecido con la coincidencia, es pura verdad.

Fdo.: El Contubernio Judeomasónico

👁 162
Este tema está cerrado a nuevas respuestas. Abre un nuevo tema para retomar la conversación.