BandaAncha.eu

Comunidad de usuarios
de fibra, móvil y ADSL

El principio del caos

BocaDePez
BocaDePez

"Ocupado en combatir a mi enemigo principal me dio muerte por la espalda mi enemigo secundario".

Estos versos del poeta austriaco Fried describen, a mi juicio, el trance que está atravesando Zapatero.

Pero no debemos olvidar que al personaje se le conoce en el interior del PSOE como "el Rey del Caos"… y, en efecto, sus saltos adelante siempre se produjeron en medio del caos.

Y cuando no había desorden, lo provocaba él, pues es un maestro a la hora de transitar por "senderos que se bifurcan". Un campeón del eslalon político.

Un revolucionario hasta de la Física, pues no se le ha resistido ni el segundo principio de la Termodinámica (la cantidad de entropía -es decir, el desorden interno del universo- tiende a incrementarse con el tiempo),

que es para todos una maldición excepto para ZP, que lo considera una dicha.

También ha creado una nueva Geometría política, cuyo axioma se enuncia así: "la distancia más corta entre dos puntos nunca es la línea recta".

Pero me malicio que estos discursos tan ocurrentes ya no cuelan.

Esta vez la entropía -es decir, la aplastante derrota electoral- se lo va a llevar por delante y él lo sabe.

Por eso lucha para que con él no desaparezca el zapaterismo y el instrumento que ha encontrado son unas "primarias" mediante las cuales elevar a los altares a Carme Chacón

(esposa de Miguel Barroso, un intrigante y muy escuchado asesor de ZP) y enterrar así a la siempre odiada vieja guardia en la persona de Alfredo Pérez Rubalcaba.

Mas tengo la impresión de que a ZP se le ha visto la mano con la piedra dentro antes de tiempo.

Lo escribía ayer un conocido comentarista: "Lo único que pretende ZP con este rito sucesorio es intentar demostrar que la imagen mediática puede transformar la nada en apariencia".

Y mientras se deshoja la margarita de la sucesión, la vida sigue: nos miran los mercados a través de las gafas de Moody's y también nos miran incrédulos los españoles, sin entender tanta cháchara endogámica y tanta frivolidad.

-- Escrito por Joaquín Leguina.

BocaDePez
BocaDePez

qué fueteee!!