Banda Ancha EU

Comunidad de usuarios
de fibra, móvil y ADSL

hosting en interdominios
425 lecturas y 10 respuestas
  • Cerrado

    Preguntas sobre V.O.D.

    1ª - ¿Las peticiones se harán por el cable de la TV o por el cable del teléfono?

    2ª - ¿Cuando el usuario cambie de canal se hará una nueva petición, o por el contrario solo habrá una única petición al encender el deco?

    3ª - ¿Las peticiones se harán automáticamente, o serán mediante claves de acceso, introducidas por el usuario?

    4ª - ¿Traerán los decos su propio MODEM interno?

    Salu2;-)

    Este tema es antiguo y puede contener información obsoleta. Abre un nuevo tema para publicar tu mensaje.
    1
    • Cerrado

      [Editado 28/04/06 19:01]

      6

      5ª ¿Es posible ver más de un contenido simultáneamente en más…

      5ª ¿Es posible ver más de un contenido simultáneamente en más de una TV con el mismo deco?

      6ª ¿En caso de requerir un deco por TV y al margen de los costes de contratación y de servicio, existe un limite en cuanto al nº de decos en base al ancho de banda que pueda soportar el cable?

      7ª ¿Cómo cobrarán el V.O.D? ¿Por contenido visualizado? ¿por contenido seleccionado antes de emitirlo?¿Y si hay un error durante la emisión de dicho contenido por parte del servidor de vídeo o simplemente se cae?

      • Cerrado

        5º En su caso sólo el mismo canal que se esté viendo en el…

        5º En su caso sólo el mismo canal que se esté viendo en el otro deco.

        6º Euskaltel solo permite un deco y punto. Ono en cambio te permite poner más, por cada uno suplementario pagarias la mitad de la cuota de alquiler, por ejemplo.

        7. Ponerse en el supuesto de errores...en cuanto a lo de cobrar...pues muy sencillo, se te cobrará lo que compres.

    • Cerrado

      -------------------------- QUé ES VOD ? Por fin está a punto…

      -------------------------- QUé ES VOD ?

      Por fin está a punto de llegar a nuestros hogares el último paso en televisión interactiva: el Vídeo Bajo Demanda. Aunque en otros países, Estados Unidos como referencia, este tipo de servicios se encuentran implantados comercialmente desde hace años, en España se han ido desarrollando, en los últimos años pruebas en ciudades estratégicas. Sin embargo, este año el mercado de las telecomunicaciones parece resucitar, lo cual, unido a la liberación de ciertos servicios y la madurez tecnológíca suficiente, nos situan en el mejor momento para sacar el VOD (Video On Demand) del laboratorio.

      Podríamos afirmar sin temor a equivocarnos que el Vídeo Bajo Demanda (VoD) está a punto de tocar a nuestras puertas gracias a una madurez conseguida gracias a la progresión de todos los elementos que forman parte de la plataforma. Por ejemplo de la banda ancha, principalmente empujada por el ADSL. Y es que gracias a la masiva respuesta del mercado a este servicio, ya se puede ofrecer un salto de calidad, que no sólo consiste en ofrecer acceso a internet de alta velocidad sino el valor añadido de los servicios de vídeo interactivos.
      Se ha tenido que recorrer un camino más largo en el sector audiovisual hasta llegar a hoy, y no es más que una etapa en la evolución de los hogares interactivos. Hace poco más de diez años que se otorgaron las licencias para los canales privados de televisión de cobertura nacional. Fue un gran cambio para el estatus de las cadenas, puesto que por primera vez empezamos a oír hablar de audiencias, contraprogramación, etc.

      Pero el paso más valiente fue el de pedir al consumidor que pagase por ver la televisión. Primero Canal +, y más tarde las dos plataformas vía satélite cambiaron el concepto de un espectador que hasta entonces se había limitado en escoger entre una oferta muy limitada, para pasar a escoger entre una más amplía. Esa capacidad de elección tuvo que ser de pago.
      La televisión mayoritaria necesita encontrar contenidos que gusten a la mayor cantidad de gente posible y además compartir el tiempo con publicidad, que es su fuente principal de ingresos. Al cambiar este flujo y obtener esos ingresos antes de la emisión se puede prescindir de los anuncios.

      Este tipo de espectador que está dispuesto a pagar por disfrutar de los contenidos es uno de los objetivos del Vídeo Bajo Demanda, pero no el único. No hay que perder de vista a los videoclubes, que con este servicio encontrarán una nueva amenaza. ¿O tal vez alianza como ya determinó la compañía BlockBusters en Estados Unidos? Por supuesto, los usuarios de ADSL son el otro gran objetivo, y se espera que los dudosos de un bando y de otro sean convencidos con la atractiva suma de servicios. En la actualidad, podemos estar hablando de un total de unos tres millones de usuarios entre acceso de banda ancha y televisión de pago.

      La evolución tecnológica ha sido también muy importante en estos últimos años. En primer lugar, en cuanto a las técnicas de codificación de vídeo: MPEG1 y MPEG2, y en un futuro muy próximo MPEG4 y H264. Después, la popularización de internet en un corto período de tiempo, las tarifas planas y los accesos de ancho de mayor velocidad (RDSI, xDSL,…). Este método de acceso es el que permite la interactividad en tiempo real, que es ciertamente el valor añadido más importante del proyecto.
      La tecnología para emitir video por red existía desde hacía tiempo, pero la capacidad (ancho de banda) que el vídeo en tiempo real con calidad broadcast necesita era demasiado cara.
      Hasta la fecha se ha ido implementando un paso intermedio: el NVOD (Near Video On Demand), que se limita a emitir un contenido a unas horas determinadas, y que se va repitiendo con una pauta más o menos espaciada pero, que a diferencia del VOD (Video On Demand), no permite interactividad ni control. Las horas de comienzo de la película son decididas por el broadcaster, y la emisión se realiza de manera continua y sin anuncios, puesto que el NVOD se ha incorporado en canales de pago.
      Otra manera de emitir vídeo por red, sin un coste tan alto como el VOD es la emisión multicast. El resultado es similar a lo que se consigue con la emisión por ondas, pero aprovechando este nuevo medio. Con este sistema se envía un único stream de vídeo al que se podrán suscribir los usuarios sin necesidad de multiplicar el ancho de banda. Cada vez más redes soportan este tipo de tráfico.

      El servicio comercial
      Existen muchas incógnitas sobre el servicio comercial que se ofrecerá. La primera y más importante es la calidad de los contenidos, es decir, los canales de televisión, las películas, documentales, música, etc. En este sentido las alianzas y contratos con distribuidoras tendrán el mismo papel relevante del que disfrutaron en su día con la competencia entre plataformas de TV Digital Via Satélite. Otra cuestión será el marketing que se desplegará, ya que este servicio estará sólo disponible en determinadas zonas y no en su totalidad, al cubrirse sólo determinadas áreas cercanas al nodo central. Será interesante saber qué tipo de ofertas se lanzarán para captar a los abonados de Digital +, o de banda ancha, tanto para los competidores directos de ADSL como para los usuarios de cable. En cuanto a la tecnología, como hemos visto, parece que las incógnitas se han ido depurando durante estos años.

      Arquitectura
      Vamos a entender ahora cómo funciona por dentro el Vídeo Bajo Demanda. Lo primero que se necesita es un cliente instalado en la casa del usuario final, es el llamado Set Top Box (STB). Este aparato se conectará, por una parte, al router de acceso ADSL y, por otra, a la televisión o al vídeo. A través de su conexión ethernet, recibe la señal en formato IP y la decodifica en señal de televisión PAL (para que se adapte a nuestros televisores). Hoy por hoy, los STBs soportan formatos MPEG1 y MPEG 2, pero se espera que pronto puedan entender también MPEG4, Windows Media… Sin embargo, los decodificadores no están dotados aún de potencia de procesado suficiente para trabajar con estos formatos, a los que ya estamos familiarizados gracias al PC. También es cierto que no son de una calidad tan óptima como MPEG2, ya que están pensados para velocidades y resoluciones más bajas. Mediante este aparato también accederemos a internet a través del televisor aunque, como ocurre con el vídeo, no soporta todo lo que vemos en el PC (flash, determinadas aplicaciones java, …).

      En resumen, en casa necesitaremos la televisión, el STB o decodificador y el router de acceso para los servicios interactivos de vídeo. Se completarán los servicios con un PC para el acceso de banda ancha a internet.
      En el lado opuesto, el proveedor de servicios deberá, como hemos visto, codificar los contenidos en el formato adecuado a los clientes instalados. Mediante un encoder se comprime el vídeo y el audio, y se vuelca al corazón del sistema: el servidor de vídeo.

      El servidor de vídeo
      Este equipo se encarga de dos funciones básicas: el almacenamiento de los contenidos y el streaming a los clientes. El almacenamiento de contenidos consiste básicamente en un gran contenedor de ficheros de vídeo que debe ser lo más robusto posible a fallos, pero siempre con el compromiso de la eficiencia. Estamos hablando de varios terabytes, decenas en algunos casos. Implementar sistemas de protección demasiado exigentes nos llevaría a presupuestos desorbitados y nunca hay que perder de vista que todo lo acaba pagando el usuario final. Por eso un RAID 4 ó RAID 5 suele ser lo más habitual, ya que se pueden perder discos sin afectar a la integridad de los contenidos. El RAID 1, en espejo, sería excesivamente costoso ya que duplicaría todos los ficheros, para almacenar un terabyte habría que comprar dos.
      Una característica muy importante para el almacenamiento es la velocidad de acceso, puesto que definirá la necesidad de duplicar contenidos para que peticiones masivas a un mismo contenido no saturen el sistema. Para entender este problema supongamos que el viernes 1 de mayo se estrena en Vídeo Bajo Demanda El señor de los anillos 3 a partir de las 10 de la noche. Es de prever que ese día a las 10 se producirá una demanda masiva de un mismo contenido, es decir, técnicamente se necesitarán múltiples accesos a un mismo archivo. Hay que tener en cuenta que para Vídeo Bajo Demanda un cliente es un stream, un flujo de datos, y que se dedica a él un ancho de banda exclusivo y un flujo de datos que se obtiene de la lectura de discos. Sabiendo que por cada usuario que pida esa película se accede una vez al disco, nos podemos hacer una idea de este cuello de botella.
      La segunda funcionalidad, el streaming, es la más importante de cara al cliente. El servidor recibe las peticiones del cliente mediante protocolos de comunicación estandar, (protocolo RTSP, RFC 2326, www.rtsp.org) y se encarga de localizar el contenido, reservar los recursos necesarios (lectura de disco, porcentaje de CPU y memoria, ancho de banda en los interfaces, …) y, una vez superados estos pasos con éxito, lanzar ese contenido en paquetes MPEG en formato UDP. Normalmente el Vídeo Bajo Demanda se hace sobre UDP y no sobre TCP para que no se reenvíen paquetes, en el caso de un canal de tan alta velocidad y en tiempo real, recibir un paquete atrasado sería caótico.

      El protocolo RTSP será el encargado de controlar la comunicación entre el cliente y el servidor. Sus funciones principales son las de abrir y cerrar la sesión, pero también incorpora la funcionalidad más sorprendente del Vídeo Bajo Demanda: pausar el stream, retroceder y avanzar a alta velocidad,… Ahora es fácil entender por qué se necesita un stream, una lectura en disco, en definitiva, unos recursos para cada cliente: asegurar que el servicio sea independiente y controlado individualmente.

      Estructura
      Estas son las dos partes básicas para el Vídeo Bajo Demanda: el Set Top Box y el servidor de video. Junto a ellas, deben integrarse otros sistemas que interconectarán y complementarán los mismos. Equipos de red (routers, switchers, DSLAMs en caso del xDSL), herramientas de gestión y facturación, sistemas de distribución de contenidos, y de cara al usuario, el servidor de aplicaciones. Este último es básicamente un servidor web que servirá las páginas que se mostrarán en la pantalla de televisión del usuario. Navegando por estas páginas se podrá acceder a todo tipo de servicios: canales multicast, internet, catálogos de contenidos (pelí culas, música,…), consultar las películas compradas y facturas. Es la única parte de todo el sistema que se verá en casa. Esta herramienta debe ser lo más amigable posible, que se pueda entender en poco tiempo desde la primera vez que se acceda, y que haga fácil encontrar lo que se busca. Se ha de diseñar no sólo pensando en las personas que ya están familiarizadas con el www, sino para aquellas sin conocimientos previos y de todo tipo de edades, hay que cubrir el espectro de clientes más amplio posible. La televisión, al contrario que los ordenadores, es un servicio universal y básico hoy en día.
      Pongamos un ejemplo de interacción. Un cliente navega por la aplicación, escoge el menú de películas de estreno y selecciona Chicago. La aplicación le mostrará una pantalla donde introducirá la clave de compra y adicionalmente la clave de protección paterna. Una vez validado y facturado se lanza la petición al servidor de vídeo que interpreta la petición y el contenido solicitado, lo localiza en su sistema de archivos y lo ordena en formato UDP para enviarlo al cliente. A través de la red ADSL, el stream llega al STB que lo decodifica y lo presenta en audio y vídeo para la televisión. Todo esto sucede en apenas décimas de segundo. Una vez que el vídeo está en marcha, podemos pausar y reanudar el movimiento cuando queramos, así como avanzar y retroceder.

      Limitaciones
      Tal y cómo está pensada la plataforma existen ciertas limitaciones que se irán corrigiendo con el tiempo. Uno de los puntos pendientes es la limitación de seguridad. Nuevas generaciones de STBs más potentes permitirán encriptar los contenidos haciéndolos más complicados para ser capturados o replicados. Este es un problema que afecta principalmente a los proveedores de contenidos, que se pueden encontrar con un riesgo adicional de piratería para sus productos.
      Otra limitación es el número de usuarios que accederá a este servicio, por ancho de banda y localización de los nodos. Exactamente igual que pasa con el acceso a internet por ADSL o con los proveedores de servicios por cable: la disposición de los equipos marca la zona de cobertura, y en la actualidad no es universal. Como pasó con la cobertura de telefonía móvil, se irá regulando la velocidad del despliegue de Vídeo Bajo Demanda en función de la respuesta del mercado. Las perspectivas son muy optimistas pero no debemos olvidar que en España tendrá lugar la primera experiencia en Europa después de la de Kingston, en el Reino Unido.
      La última limitación importante que comentaré es la capacidad de contenidos. En un principio estarán disponibles películas (lo que mayor espacio necesita al ser el de mayor duración), y también archivos de música, noticias, variedades (conciertos, documentales,…). Lógicamente el número de archivos viene limitado por el almacenamiento, es decir, el número de discos.
      Todo apunta a que cuantas más películas se pueda ofrecer, mayor será el atractivo y más mercado se cubrirá. En un principio parece la opción más lógica disponer de las más populares y ofertarlas en la franja anterior a las televisiones de pago, más concretamente, en paralelo a la distribución en videoclubes. Dejando el peso en la novedad en lugar de la variedad puede que se abarque el máximo de mercado en el menor tiempo posible, pero también lo lógico es que este servicio, que permite elegir la película que quieras ver y pagar específicamente por ella (no por todo el paquete), será capaz de servir contenidos que nadie más ofrezca. Un ejemplo de este problema es lo que sucede con el cine clásico. Hoy por hoy la única opción para ver El maquinista de la general, de Buster Keaton, o Sed de Mal, de O. Wells es comprando el DVD, si sabes donde encontrarlo, porque ningún canal va a ofrecerla perdiendo audiencia. Es sorprendente comprobar las escasas películas en blanco y negro que se emiten normalmente. Poner a disposición de este servicio el catálogo de filmotecas o archivos podría ser una idea atractiva.
      Todas estas limitaciones se irán mejorando con el desarrollo del servicio y siempre en función de la respuesta del mercado. También dependiendo del éxito se irán abriendo puertas para nuevos servicios hasta donde nos permita nuestra imaginación.

      Nuevos servicios
      Una nueva funcionalidad será introducir como contenidos para Vídeo Bajo Demanda los canales de televisión de difusión “normal”. El funcionamiento sería que un cliente que esté viendo Telemadrid “en directo” a través de la plataforma pueda pausar y retroceder, y luego seguir viendo el programa en el punto donde lo dejó. Parecida a esta función es la de PVR (Personal Video Recorder), de hecho a veces se mezclan. Se trata de tener un espacio personal reservado en el servidor para grabar en él a petición del usuario, una cuota de disco para el suscriptor para información de video que garantiza la grabación e integridad del contenido hasta que el usuario lo borre. Esto hoy en día es demasiado caro, pero en un futuro, cuando siga disminuyendo el precio de los discos y se mejoren las técnicas de compresión, podrá llegar a ser muy interesante.

      El futuro pasa por el MPEG4 y el H264. Ambos parecen llamados a ser sustitutos naturales del MPEG2. Lograrán más calidad de compresión y, por lo tanto, disminuirán los recursos dedicados a cada cliente. Aumentará la capacidad de la red, la capacidad de contenidos manteniendo el almacenamiento,… y todo para conseguir el objetivo de bajar el precio por cliente. Por el mismo camino va el formato Windows Media 9, pero al ser un formato propietario está por demostrar su flexibilidad.
      El futuro también pasa por cubrir la mayoría de las plataformas posibles, como puede ser poder servir Vídeo Bajo Demanda a PCs, a dispositivos móviles (teléfonos, tablet PCs, PDA´s,…) y, por qué no, a videoconsolas que estén conectadas en red.
      Y, tal vez, aprovechando la consola como decodificador (STB), utilizar también la red de banda ancha para implementar un sistema de juegos en red desde casa,…
      Y, tal vez, aprovechando la línea de banda ancha y su gran capacidad para video, integrar un sistema para videoconferencias de calidad en los hogares…
      Son muchos los caminos abiertos a partir de esta experiencia y muchos también los interrogantes. Algunos de ellos ya están en desarrollo, otros aún no somos capaces de imaginarlos. Ahora sólo nos queda por saber la respuesta del público cliente potencial de esta nueva propuesta de contenidos a la carta. La verdadera televisión interactiva está a punto de entrar en nuestros hogares en los próximos meses y será el futuro incuestionable.

      PD: ahi queda eso

    • Cerrado

      BocaDePez BocaDePez
      6

      1- Las peticiones se hacen por cable. ( Tcp/ip ) 2- El…

      1- Las peticiones se hacen por cable. ( Tcp/ip )

      2- El usuario tendran que colocarse en el evento que quiere contratar y dar a ok.

      3- Las peticiones se haran desde el mando a distancia, poniendose en el canal ppv que quiera ver y dando al OK.

      4- Estan cambiando los sagem/adb por uec, que llevan cablemodem interno, precisamente por eso, porque necesitan cm para poder ser interactivos, y por lo tanto, tener comunicacion activa con los equipos de cabecera.

      ( Nota: para los canales no ppv, el sistema seguira funcionando igual que hasta ahora, con la excepcion de que para abrir un canal , no sera suficiente con que los datatypes de la tarjeta, tengan contratado dicho paquete....ademas de esto, para recibir el stream, se comprobara que la mac/serial del cable modem interno, esten dados de alta en los equipos de cabecera del proveedor ( basicamente esto es lo que cambia ) )

      Como podeis observar....de incrackeable nada, sobre todo los que conozcais el tema de los cm. La unica "pega" es que el crackeo va a ocasionar necesariamente ...que a "alguien" se le facture el pago por vision....y necesariamente sera al legitimo propietario de la mac clonada.

      • Cerrado

        BocaDePez BocaDePez
        6

        aqui se podria introducir el concepto gbox para la dbox2...

        aqui se podria introducir el concepto gbox para la dbox2...

      • Cerrado

        De todas formas espero que ese cambio en octubre o cuando sea…

        De todas formas espero que ese cambio en octubre o cuando sea lleve consigo algo parecido (sino lo mismo) que el servicio de VOD de ONO; el de OJO TV...que puedas contratar una peli y que la tengas "para ti" 24 horas, puediendola ver en ese tiempo cuantas veces quieras pausarla, rebobinarla etc...porque sin, seria todo más de lo mismo o peor aún...cosa que temo...

        En fin.

    • Cerrado

      1.- Cable de TV, por supuesto, siempre todo se hace por el…

      1.- Cable de TV, por supuesto, siempre todo se hace por el cable.

      2.- No sé

      3.- No sé

      4.- Los decos UEC, como el que yo tengo ahora mismo (hata que se lo lleven ) llevan modem interno, ya que son interactivos, aparte de que los decos UEC, los interactivos como el mio están preparados para VOD, no tendrían porque cambiarlos.