Banda Ancha EU

Comunidad de usuarios
de fibra, móvil y ADSL

[Noticiario] Las instituciones en Bricomanía

BocaDePez
BocaDePez

Hola, amigos. Hola a todas y a todos.

Bueno, esta gente del Noticiario debe de estar de vacaciones esquiando en Baqueira y nos han dejado este espacio. Así que bienvenidos todos a Bricomanía.

Bueno, la semana pasada ya vimos y construimos nuestro propio rascacielos de 35 plantas. Esta semana vamos a construir, siguiendo los consejos del Jefe de Estado, una democracia sólida.

Para ello utilizaremos 3 pasos muy sencillos que todos podemos ponernos a ejecutar en este mismo momento.

1º. Ponemos al día las instituciones. Para poner al día las instituciones tenemos que levantarnos e ir todos a la cocina. Señora... Señora, por favor, usted también. Venga, a la cocina. Vamos todos a la cocina y allí en la cocina... No, no vamos al frigorífico... En la cocina buscamos todos el calendario de Bankia que todos tenemos colgando de un gancho. Efectivamente, ese calendario de Bankia que todos tenemos colgando de un gancho nos va ayudar a pasar página, a poner al día las instituciones, a olvidarnos de las corrupciones, a olvidarnos de los pequeños desaguisados económicos, a olvidarnos de los agujeros negros que nos están lastrando a la ruina, a olvidarnos de nuestros yernos corruptos y a olvidarnos de la mala gestión política.

Lo sé, señora, no puede usted pasar página. Tiene usted que arrancar el calendario. Efectivamente, arrancamos todos el calendario de Bankia... Sí, sí, no ponga usted esa cara... Ya sé que no tiene calendario de Bankia para 2013, porque este año Bankia no va a dar otra cosa que no sean disgustos. Así pues nos olvidamos del calendario de Bankia y cogemos un rotulador, o cogemos una cuchilla si usted no tiene rotulador, y en cada uno de los azulejos de la cocina marcamos tantos días como tiene el mes y tantos meses como tiene el año. Luego, conforme vayan pasando los días, y como hemos visto hacer en las películas de los presos, tachamos encima de los días y así ya tenemos fabricado nuestro propio calendario que nos ha ayudado a pasar página.

2º. Como ya nos comentó el Jefe de Estado en su entrañable discurso poquito antes de la cena de Nochebuena, hay un pesimismo y un desapego a las instituciones y a la política que tanto nos preocupa. Bueno, si hay un desapego, ¿pues qué es lo que tenemos que hacer? Pues pegarlo. Y para pegar un desapego, ¿qué es lo mejor que podemos utilizar? Efectivamente, Super Glue. Quizás, amigos y amigas, algunos de vosotros tendréis guardado algún Super Glue de las décadas de los 80 ó 90 que dejasteis a medias.

Para el que no disponga de Super Glue auténtico, que no lo busque: ya no existe (no vale Super Glue-3). Pero siempre tenemos cerca de casa un chino que por 1 euro nos facilitará una magnífica imitación. Bueno, pues vamos al chino a... ¿Que no tiene usted 1 euro para comprar el Super Glue? Pues no se preocupe, porque cada vez somos más verdes y ecológicos y nosotros mismos podemos fabricarnos nuestro propio pegamento de alta gama. ¿Cómo nos lo fabricamos? Bueno, recurrimos para ello a la abuela. A la abuela y a sus flemas. Esas flemas no hay que tirarlas a la basura, como si de desperdicio se tratara. Esas flemas son totalmente reutilizables y van a servir para pegar cualquier suela de zapato, cualquier canto de mesa o, efectivamente, esta democracia rota como cualquier jarrón chino. Si no disponemos de abuela, utilizamos alguna secreción nocturna propia o tocamos a nuestra pareja hasta que nos proveemos de alguna especie de... clara de huevo, pero que todos entendemos de dónde sale y usarla como pegamento ecológico.

3º. Necesitamos una política grande. Así lo dijo el Jefe de Estado. Y una política grande requiere de sacrificios, de voluntad, de pactos, de entendimiento, de mirar más allá de un tiempo corto y proyectarnos en el futuro. Requiere de ese espíritu que tan buenos frutos nos dio (en especial al Jefe de Estado) allá en el 78 con los pactos de la Transición.

Aparte de esto, una política grande requiere de urnas grandes y de sobres grandes. Para ello, Hacienda pondrá a la venta en los estancos unos sobres de 2 metros de largo (como un jugador de baloncesto o como un armario de dos cuerpos) y estos sobres tendrán un precio de 90 euros más IVA. Quien no disponga del sobre, pues no podrá votar...

Bueno. Y esto ha sido todo en este programa. En la siguiente entrega os enseñaremos cómo convertiros en yerno del Jefe del Estado utilizando una piel de plátano maduro, un televisor viejo y un esquí del pie derecho.

Agur.

👁 147