Banda Ancha EU

Comunidad de usuarios
de fibra, móvil y ADSL

MI VISION DE LA NAVIDAD

Mocos

Una historia ilustrativa para hacer una pequeña reflexion:

Jorge era un niño de 12 años. Era inocente y vivo, juguetón y maduro para
su edad, prudente y nervioso, todo ello a la vez.
Salió de su casa un día de diciembre, próximo a las Navidades, porque ya no
se le llamaba la Navidad sino las Navidades, ya que bajo este nombre genérico todo
cabía: el pavo, el langostino, el champán, el guateque, el Nacimiento, Dios encarnado
y la madre que... lava entre cortina y cortina.
Ese día fue con sus padres a unos grandes almacenes, como acostumbran casi
todos los padres por estas fechas... Sus padres cogieron un carrito de esos que le
echas una monedita y que suelen quedarse cortos al terminar el recorrido. Él se fue
a dar una vuelta por aquel lugar tan bien adornado para las Navidades. Y comenzó
a pensar: Si esto está tan bien adornado, ¿no será que toda esta gente está esperando
que nazca el Salvador?... Sí, eso que me dijeron el otro día en catequesis...
»
Comenzó a mirar a cada persona con la que se encontraba, sus gestos, actitudes,
miradas, carreras buscando la mejor oferta, listas de compra... Todo era un
detalle que a él le llamaba la atención. Y es así, que pensó: Esta gente necesita un
Portal de Belén, un Nacimiento; lo haré y se lo pondré en la puerta para que al salir
todos adoren al "Salvador". Y empezó a realizar su misterio entre viviente y con
figuritas.
A lo lejos, y mirando hacia la estrella, venían los magos de Oriente: Gasparnova,
hombre de grandes bigotes; Melchorizo Revilla y el negro Batasuchard de
chocolate. Traían sus regalos a aquel extraño salvador. ¡Cómo no! una videoconsola,
una anoréxica Barbie y un tamagochi para que no se aburriese en su vida
oculta.
Puso después la burra y el buey, los personajes más inteligentes de cuantos
había, pues se habían mantenido impasibles a lo largo de veinte siglos a pesar de
las modas de cada época.
Posteriormente colocó a los pastores que estaban de guateque. Él no sabía
bien qué hacían allí, pero como siempre volvían al Portal por Navidad, como El Almendro,
los puso.
«Y falta lo más importante, se dijo Jorge. Terminó con la Virgen, a la que
llamó María Brizard, y Chap Fraijoxet, que atento, miraba para ver cuándo acababa
todo aquello para poder destaparse en Nochevieja al hilo de las campanadas que
esta vez presentaría su esposa.
«Ya está todo, se dijo, creo que este misterio obedece a las expectativas de
todos..., pero... ¡si falta el Salvador! ¿Cómo puede haber un Portal sin el Dios que
viene a salvarnos?
Y no lo dudó ni un momento, fue corriendo a sus padres, estaban pagando,
les quitó la tarjeta de crédito que acababan de sacar y fue de nuevo a su Nacimiento.
Lo colocó en el centro de su Portal en una gran cuna marca Prenatal.
Todo el mundo al salir quedaba admirado, cantaban villancicos, rezaban y.
adoraban a su Dios diciendo: "Gloria a Dios en la tierra y a los hombres de paz,
pues los ama el Señor".

Moraleja: ¿Quién es tu Salvador?

J. Antonio Luca

Este tema está cerrado a nuevas respuestas. Abre un nuevo tema para retomar la conversación.
BocaDePez
BocaDePez

Desde luego mi tarjeta de credito no es un salvador, bastante tiene la pobre con salvarse a si misma de estas fiestas y no quedar quemada... Cuando llegue el extracto fijo que pasa de mi sueldo y paga de navidad...

Compra para ser feliz... ese parece el lema, haz feliz a la gente a base de VISA y Mastercard, mientras otros hacen su agosto, yo no necesito tantos regalos, algunos de ellos inutiles y que no sabes que hacer con ellos, luego la gente se extraña de las caras que pongo y se quejan que soy muy dificil de regalar... compran lo que quieren ellos.

Y el cuento muy bonito, pero es ciencia ficcion, en la realidad el segurata fue tras el crio cuando cogio los objetos, lo agarro y lo metió en un cuarto donde lo adrementaron y asustaron, sus padres fueron avisados por megafonia, se avergonzaron de su hijo antes sus amigos y sufrio un severo castigo creandole un trauma navideño durante el resto de su vida. Todo ello por blasfemar al rey dinero.