Banda Ancha EU

Comunidad de usuarios
de fibra, móvil y ADSL

El Gobierno aprueba que las familias puedan ampliar gratis e

BocaDePez
BocaDePez

elmundo.es/elmundo/2008/04/18/suvivienda…8520652.html

MADRID.- Más allá del esperado cheque de 400 euros para quienes declaren este año, la medida que muchas familias estaban esperando dentro del 'plan de choque' diseñado por el ministro Solbes es la que permitirá a todo aquel que lo necesite ampliar sin costes el plazo de amortización de sus hipotecas sobre primera vivienda, reduciendo así la cantidad que mensualmente pagan al banco. Esta iniciativa entrará en vigor en mayo y tendrá una duración máxima de dos años.

En principio, el Ministerio de Economía y Hacienda había anunciado que a esta medida podrían acogerse las familias con especiales dificultades, pero finalmente de ella podrán beneficiarse todas las personas físicas que deseen alargar el plazo de sus créditos hipotecarios.

Tanto el Banco de España como el propio Solbes se han manifestado en varias ocasiones en contra de las hipotecas de larga duración, es decir, de las que superan los 40 años, recomendando aquellas no más largas de 25 años. La crisis que vive el sector inmobiliario y las subidas de los tipos de interés han obligado al Gobierno a asumir que los hipotecados tengan que alargar la vida de sus créditos para evitar caer en la morosidad.
Más avales para promotores

La otra medida que el sector inmobiliario esperaba con impaciencia del Consejo de Ministros de hoy es la ampliación de los avales públicos para los promotores que opten por construir viviendas sociales, una medida avanzada en enero por De la Vega y aprobada principios de mes por el Ejecutivo. El Instituto de Crédito Oficial (ICO) pondrá en el mercado 2.000 millones de euros más, que se añaden a la línea de 3.000 millones aprobados entonces.

El ajuste del sector crediticio español, que desde hace meses mira con recelo las operaciones inmobiliarias, unida al parón de las ventas y al descenso real de los precios de las casas, estaba ahogando a muchas compañías que, a partir de ahora se dedicarán a la promoción de viviendas protegidas, el segmento refugio y anticíclico más propicio para sobrellevar la crisis.
Rehabilitación y recolocación de parados

Para impulsar el sector de la construcción, otras de las medidas previstas para los próximos meses y que serán debatidas en una próxima Conferencia Sectorial de Vivienda, son la reducción de la carga fiscal de la rehabilitación de vivienda, la aceleración de la licitación de obra pública y la promoción la rehabilitación de edificios y el aumento de eficiencia energética.

Además, el Ejecutivo ha aprobado un plan especial de recolocación de parados en el sector de la construcción y un refuerzo de la cobertura de desempleo para trabajadores en situación de mayor necesidad.

BocaDePez
BocaDePez

El Gobierno ha decidido poner en manos de familias y empresas españolas más de 10.000 millones de euros para hacer frente a la desaceleración económica que vive el país. Para eso ha planteado un importante plan de choque que se ha dado a conocer este viernes tras el primer Consejo de Ministros de la Legislatura que incluye como medidas estrellas la ampliación gratuita para todos los españoles del plazo de pago de la hipoteca, así como la deducción de 400 euros en el IRPF para asalariados, pensionistas y autónomos. También se incluyen medidas especiales de apoyo al sector de la construcción, uno de los más afectados en los últimos meses, entre las que se encuentran la ampliación de los avales públicos para los promotores que opten por construir viviendas sociales y la aprobación de un plan especial de recolocación de parados.

El vicepresidente del Gobierno y ministro de Economía, Pedro Solbes, presentó hoy el primer paquete de medidas que el Consejo de Ministros ha diseñado para reactivar la economía nacional. El plan, que el vicepresidente calcula que tenga un impacto de medio punto de crecimiento sobre la economía nacional, se ha elaborado con el objetivo de "impulsar la economía española en una época de menor crecimiento, garantizando liquidez en el mercado al tiempo que se ayuda a familias y empresas".

Estas medidas, articuladas en un Real Decreto-Ley y un Acuerdo del Consejo de Ministros, se centran en dos ejes de actuación: uno social, de protección de trabajadores, empresas y familias ante la desaceleración; y otro económico, de impulso de la actividad por vía presupuestaria.

Entre las principales medidas aprobadas por el Consejo de Ministros se encuentra la posibilidad de que las familias amplíen sin costes el plazo de amortización de sus hipotecas sobre primera vivienda, reduciendo así la cantidad que mensualmente pagan al banco, a pesar de que en un principio se había anunciado que sólo afectaría a los hogares con más dificultades. Solbes aclaró que este iniciativa entrará en vigor en mayo y tendrá una duración máxima de dos años.

Otra de las medidas contenidas en el plan, que inyectará 10.000 millones de euros a la economía durante este año, es la famosa deducción de 400 euros en el IRPF para asalariados, pensionistas y autónomos, que pondrá en el bolsillo de estos contribuyentes unos 6.000 millones de euros, el equivalente al 0,9% de la renta disponible de las familias.

Esta medida entrará en vigor en junio de este año, de tal manera que en las nóminas de julio asalariados y pensionistas recibirán 200 euros más como consecuencia de las menores retenciones, y el resto se repartirá a partes iguales entre las nóminas de agosto y diciembre. Solbes calcula que unos 16 millones de contribuyentes se verán beneficiados por esta deducción.

DECIDIDO APOYO EMPRESARIAL

El paquete de medidas fiscales y económicas elaborado por el Ejecutivo incluye además medidas especiales de apoyo a las empresas. Entre ellas se encuentra la eliminación del gravamen en el Impuesto sobre el Patrimonio desde el 1 de enero de 2008 y nuevas medidas para mejorar la liquidez empresarial nacional, a través del incremento en 2.000 millones de euros de los avales del Tesoro para la titulización de créditos a pymes.

El plan también modifica el sistema de devoluciones del IVA empresarial, que a partir de 2009 podrá ser mensual para las empresas. Según Solbes esto anticipará a las empresas cerca de 6.000 millones de euros a lo largo de 2009.

Uno de los sectores que recibirá más ayudas en el nuevo plan elaborado Gobierno socialista es el de la construcción y específicamente en lo referido al apoyo a vivienda protegida. Así, se incrementan en 2.000 millones de euros de los avales del ICO para la titulización de créditos hipotecarios para la adquisición de vivienda protegida. Además, se convocará, de forma urgente, la Conferencia Sectorial de Vivienda, con el fin de analizar las medidas que permitan alcanzar el objetivo, fijado para el medio plazo, de 150.000 viviendas protegidas al año.

En el área de la construcción también se mejora en el tratamiento fiscal de las rehabilitaciones de edificios. Así, las obras realizadas en un edificio se considerarán rehabilitación cuando su coste supere el 25% del precio de adquisición del inmueble, sin incluir, como hasta ahora, el precio del suelo. De este modo, un mayor número de obras se podrá beneficiar de una fiscalidad más beneficiosa, ya que podrán recuperar el IVA soportado, y se estimulará la actividad en el sector de la construcción.

El Plan de Medidas incluye también además el llamado plan de recolocación de desempleados que, con un coste de 201 millones de euros, permitirá a las oficinas de los servicios públicos de empleo contratar a 1.500 orientadores y ofrecerá una ayuda extraordinaria de 350 euros mensuales durante un máximo de tres meses a los parados con especiales dificultades de inserción laboral.

Finalmente Solbes anunció que el programa económico del Ejecutivo mejora también la fiscalidad de la deuda pública y otros instrumentos de renta fija para no residentes. Así, los no residentes no tendrán que tributar ni estarán sujetos a retención por los intereses que cobren de la Deuda Pública y otros instrumentos de renta fija. "De esta manera, este tipo de productos financieros competirá en igualdad de condiciones con la de nuestros principales competidores en los mercados financieros internacionales", explicó Solbes.

BocaDePez
BocaDePez

Seguimos con el copy&paste.... :-P :-P

elespanol.com/invertia

El Gobierno de Zapatero aprobó el pasado viernes un paquete de medidas para reactivar la economía que incluye la gratuidad a partir de ahora del aplazamiento de las hipotecas aquellos ciudadanos que tengan dificultades para afrontar los pagos. Sin embargo, las organizaciones de consumidores alertan de que los intereses pueden desbocarse si se recurre a esta opción. De hecho, según los cálculos de Invertia, las hipotecas medias en nuestro país -que ascienden a 147.000 euros, según los últimos datos del INE- cuestan casi el triple del capital solicitado si se contratan a 50 años y pueden llegar a cuadruplicar el importe inicial si el Euribor (el índice hipotecario al que están condicionados la mayoría de las hipotecas de nuestro país) sigue repuntando en los próximos meses.

El propiovicepresidente del Gobierno, Pedro Solbes, manifestó el año pasado su preocupación por la proliferación de estos préstamos en detrimento de los clásicos plazos de entre 20 y 25 años, al considerar que suponen un gran riesgo para los ciudadanos. Consulta el Especial de cómo ahorrar amortizando bien la hipoteca.

Así, una hipoteca media de 147.000 euros contratada a 50 años cuesta al titular en hipotecas en estos momentos, aplicándole un tipo de interés medio del 5% (obtenido tras sumar al Euribor de marzo, que cerró al 4,6%, un diferencial medio del 0, 4%, por debajo del habitual, entre el 0,75 y el 1%) un total de 253.550 euros, el 170% del capital solicitado. En cambio, si el préstamo contara con un plazo de amortización de 20 años, más acorde con los cánones actuales, el montante de intereses sería de 85.832,8 euros, apenas un 58% del capital inicial.

El salto más espectacular se produce si aplicamos una subida del interés medio abonado al 6% si se producen nuevos repuntes en los próximos meses como resultado de la crisis crediticia. En ese momento, el titular se vería obligado a abonar unos intereses de 317.289 euros, que junto al capital inicial representaría el pago de 464.289 euros, casi el cuádruple del importe solicitado. En cambio, si el préstamo tuviera un periodo de amortización de 20 años la factura final ascendería a apenas un tercio de esa cifra, a 105.756 euros, que junto al capital inicial elevaría el desembolso final a 252.756 euros, la mitad respecto al contratado a un plazo de 50 años.

Este espectacular encarecimiento del coste final de la hipoteca es lo que llevó a Pedro Solbes a reclamar en verano de 2007 a la banca prudencia y evitar periodos de devolución de las hipotecas de entre 20 y 25 años. A ello, la AEB replicó que este tipo de productos facilitan el acceso a la vivienda, tras el boom de los últimos años y que son consecuencia de la falta de "medios alternativos" para muchos consumidores, como alquileres a precios aceptables.

Reducción de las cuotas

La diferencia entre el importe de las cuotas abonadas es menos espectacular ya que a medida que se aumentan los plazos, especialmente cuando se incrementan los tipos, el margen se reduce. Así, en esta misma hipoteca media por importe de 147.000 euros a 20 años, la cuota mensual abonada aplicando un tipo medio del 5% es de 970 euros mientras que si se eleva el periodo a 50 años se reduce a los 667 euros, un 31%.

En cambio, se suben los tipos medios hasta el 6%, las cuotas abonadas en un crédito a 20 años se sitúan en los 1.053 euros y descienden hasta los 773,8 euros si se eleva el plazo de amortización hasta lo 50 años, es decir el 27%. En conclusión, que a cambio de pagar un 31% menos de cuota se ha de pagar 167.718 euros más en la vida del crédito mientras que en el caso de que suban los tipos al 6% al contratar la hipoteca a 50 años se reduciría la cuota un 27% a cambio de pagar 211.533 euros más en todo el préstamo.

En este sentido, los expertos bancarios recuerdan que aunque la reducción de la cuota aparentemente resulte pequeña en proporción al aumento final de los intereses, este alargamiento permite a muchas personas con niveles de ingresos medios y medio bajos poder acceder a una vivienda, que de otra forma sería imposible. Además, estos técnicos hacen hincapié en que muy pocos titulares de hipotecas agotan el plazo completo debido a que la gran mayoría realiza amortizaciones periódicas.

Actualmente, según la Asociación Hipotecaria, el plazo medio real de amortización de los préstamos hipotecarios en nuestro país se sitúa en torno a los 8 años, a pesar de que la media del plazo solicitado por los compradores de vivienda en el momento de la contratación es, según los datos del INE, de 26 años.

Otro aspecto importante destacado por los expertos hipotecarios a la hora de valorar los altos intereses abonados en las hipotecas en periodos largos es la pérdida de valor adquisitivo del dinero a lo largo del tiempo debido a la inflación. Es decir, que aunque se paguen muchos más intereses, el dinero que se devuelve al banco después de 50 años es mucho menor en valor que cuando se solicitó debido a la merma año tras año provocada por el coste de la vida.