Banda Ancha EU

Comunidad de usuarios
de fibra, móvil y ADSL

hosting en interdominios
112 lecturas y 1 respuestas
  • Este tema es antiguo y puede contener información obsoleta. Abre un nuevo tema para publicar tu mensaje.
    1
    • Cerrado

      [Editado 25/11/05 03:07]

      La calidad de una tarjeta yo la dividiría en dos partes:…

      La calidad de una tarjeta yo la dividiría en dos partes:

      1-Tratamiento del "chorro" de datos. La información digital que recibe una tarjeta es un MPEG que hay que descomprimir. Esa descompresión se puede hacer por software o por hardware. Si la hace por software, será tu procesador el que determine la calidad final de la imagen. A más potencia del procesador, más capacidad de "afinar" la descompresión. La ventaja de que esa descompresión la haga por hardware es que la tarjeta apenas consumirá recursos del sistema, y además suelen hacer una decodificación de muy elevada calidad por llevar un procesador especializado en esa lid. ¿recordáis las tarjetas de Creative labs que decodificaban los DVDs por hardware? pues esto es lo mismo. Este tipo de tarjetas suelen llevar el apellido "premium". Cuando son tarjetas que decodifican por software se suelen denominar "budget".

      2-Calidad del sintonizador. Una tarjeta, un deco, una televisión no son más que una radio. La calidad de esa radio es la que va a determinar que el aparato necesite mucha o poca señal para ser capaz de "leer" la información. Al mismo tiempo es la que va a determinar su inmunidad a interferencias. En los coches, por ejemplo, si te compras una radio por 10euros, oirás los 40 principales mono.. stereo... mono...stereo... mono... y si te compras una de 50euros la oirás siempre stereo y cristalino. Eso sí, lo realmente importante en este aspecto siempre es la ANTENA. Siempre será mucho mejor una "radio" caca con una buena antena que una radio de lujo con una mierda de antena (la máxima de los radioaficionados americanos es "gástate los dólares en antenas y los centavos en equipos").

      Hoy por hoy, con las tarjetas TDt ocurre lo mismo que con las analógicas en su día: unas pocas empresas fabrican los componentes y muchos los montan en distintos productos. ¿recordáis los famosos BT848 y BT878 que montaban el 99% de las sintonizadoras?... chipsets fabricados todos por Brooktree (luego se cambiaron el nombre a Conexant). Y el sintonizador era casi siempre Philips, Samsung y Thomson.

      Ocurre lo mismo con las tarjetas gráficas de NVidia... el procesador lo fabrica NVidia, pero la calidad final depende de los "anexos" que lleve ese procesador y que cambian con la marca. Con el mismo procesador veremos diferencias de precio brutales... pero siempre aparece una resultona: barata y que funciona muy bien. Y lo que más despista al consumidor: no siempre la marca de más reputación resulta la más resultona. Al final siempre es mejor nutrirse de la experiencia de los demás.

      Para concluir: las hay USB mucho mejores que algunas PCI y viceversa. El precio no garantiza la calidad. También hay que tener en cuenta la "portabilidad" de las USB si tienes más de un ordenador... en fin, son parámetros muy personales.

      Lamento no ser más concreto, pero en esta elección, todo depende del color del cristal con que se mire.

      Saludos y perdón por el tostón.