Banda Ancha EU

Información independiente
sobre fibra, móvil y ADSL

hosting en interdominios

516

Movistar cierra el grifo a las suscripciones SMS premium fraudulentas

sms-premium.png

Hasta el 10% de las reclamaciones que recibe Movistar están relacionadas con las suscripción a servicios SMS premium. Después de años mirando para otro lado y beneficiandose del tráfico que generan estos servicios, Telefónica ha decidido pedir el permiso por escrito del suscriptor antes de permitir nuevas altas.

Numerosas empresas se dedican a esta industria, que ha hecho del engaño su principal forma de captar clientes. Podemos encontrar mensajes simulados de advertencia para actualizar el navegador, falsas encuestas de Youtube que premian con un iPad y un sin fin de argucias para captar la atención del usuario. El siguiente paso es pedirle que introduzca su número de móvil, mientras las condiciones del servicio aparecen al final de la página en letra pequeña, en gris sobre fondo negro.

En el caso de la imagen que abre este artículo, cuya campaña aún se puede encontrar en numerosas webs de descargas, introducir el número de móvil supone recibir 25 mensajes al mes a 1,42 € cada uno, lo que asegura una sorpresa en la factura de 35,5 €.

Las operadoras llevan años mirando para otro lado, en parte porque también se benefician de los SMS que circulan por su red. Las asociaciones de consumidores han denunciado reiteradamente estas prácticas ante Consumo.

Los ministerios de Industria y Sanidad tienen previsto tratar el problema en la Comisión conjunta de Tarificación Adicional, pero Movistar ha decidido pasar a la acción, exigiendo documentación que prueba la voluntad del usuario para darse de alta.

Desde hoy, Movistar no cursará altas en servicios SMS premium de sus clientes si la solicitud no viene acompañada de una declaración firmada del usuario y una fotocopia de su DNI, que tendrán que ser enviadas por correo ordinario a la operadora. En la práctica, este requisito significa la inviabilidad de este tipo de campañas engañosas.

El cambio no solo afecta a las nuevas altas. A partir del 15 de enero, las suscripciones en vigor que no hayan enviado la documentación serán canceladas de forma automática.