Banda Ancha EU

Información independiente
sobre fibra, móvil y ADSL

[Editado]

Cómo saber quién llama a tu puerta cuando no estás en casa con un videoportero inteligente

doorbird-app.jpg

Hay dispositivos en nuestro hogar que están ahí desde siempre, hacen su función básica y no esperamos más de ellos. Pero pueden resultar mucho más útiles en su versión para el hogar inteligente y la posibilidad de usar internet para conectarse a nuestro smartphone. Hoy analizamos tres videoporteros inteligentes desde 96 € que facilitan saber quien llama a tu puerta cuando no estás en casa.

Uno de ellos es el interfono o videoportero, un aparato simple y aburrido que puede tener un abanico de nuevos usos en el momento que lo conectamos a la red. La principal es que ya no es necesario estar en casa para saber quién llama a tu puerta. De entrada puede que esto no parezca tener demasiado sentido, ya que si no estás en casa, para qué vas a querer abrir la puerta, pero como veremos las nuevas posibilidades que nos da son numerosas.

El timbre de la puerta o interfono desviará a tu móvil las llamadas a través de internet. Si estás en casa podrás responder cómodamente sin levantarte del sofá, pero si estás fuera, podrás indicar a una visita inesperada cuando volverás, o a un repartidor debe dejar el paquete a un vecino. Tampoco nos olvidamos del efecto disuasorio que tiene para los amigos de lo ajeno cuando sondean qué viviendas están desocupadas, el oír a alguien detrás del interfono que suponen que está en casa.

Estas tres opciones están pensadas para diferentes presupuestos. Todos ellos tienen características comunes, como conexión WiFi para conectarse al router, gran angular, visión nocturna mediante infrarrojos, detección de movimiento con notificaciones push, su propia aplicación para smartphones y salidas de relés para abrir la cerradura eléctrica de la puerta. También graban la imagen o el vídeo de la persona que ha pulsado para consultarlo posteriormente si es necesario, aunque esta función puede requerir pagar una suscripción en algunos casos.

Ninguno de ellos trae un monitor, es decir, necesitas tener un móvil siempre a mano para ver quien llama y poder hablar y escuchar. Esto puede ser un problema si en ese momento tienes el móvil descargado o no lo encuentras, pero afortunadamente todos se pueden conectar a un timbre sonoro tradicional que nos avisará de que alguien está llamando. Algunas marcas si ofrecen un monitor de pared como accesorio que se puede adquirir por separado.

Netvue Vuebell, funcionalidad completa a un precio muy ajustado

vuebell.jpg

El módelo más básico es el de Netvue Vuebell, fabricante chino de cámaras de seguridad que ha lanzado dos modelos de videoportero. Se trata de un timbre táctil de 10x10 cm. con sensor de movimiento y una cámara HD 720P con visión nocturna. No trae fuente de alimentación pero funciona con cualquiera de 12 V. Incluye un timbre inalámbrico a pilas con control de volumen y selección de melodía. La única forma de conectarlo al router es mediante WiFi 2.4G, por lo que hay que tener en cuenta la distancia de su ubicación al router, que en el caso de una casa con jardín puede ser excesiva. Incluye grabaciones en la nube pero hay que pagar una suscripción. Su app para Android e iOS integra el acceso a otras cámaras de la marca que tengamos instaladas.

Netvue Vuebell ofrece una relación calidad precio muy buena, pues lo podemos encontrar por 96 €.

Ring Video Doorbell Pro, más resolución y detección de movimiento configurable

ring-pro.jpg

La segunda opción, el Ring Video Doorbell Pro cuenta con la cámara con mayor resolución de los tres modelos, con 1080P. Además su sensor de movimiento puede ajustarse para que solo detecte en las zonas que marquemos, evitando así falsas alarmas por el paso de peatones. Su app está disponible para Android e iOS pero también para Windows 10 y macOS. Además el WiFi también funciona a 5 GHz.

El precio del Ring Pro es de 257,49 €.

ring-pro-app.jpg

DoorBird, diseñado y fabricado en Alemania

La tercera opción es la de DoorBird, una marca alemana que fabrica en su país y está especializada en videoporteros inteligentes, tanto para grandes comunidades de vecinos como para viviendas unifamiliares. Su modelo D101S es un robusto videoportero fabricado en policarbonato con frontal de acero inoxidable, disponible también en blanco. Trae cancelación de ruido para una mejor calidad de audio y su cámara IP es compatible Onvif de modo que puede conectarse a cualquier sistema de videovigilancia que registre su imagen. Es más, posee una completa API desde la que se puede controlar cualquier característica del equipo, como abrir la puerta, recibir alertas del sensor de movimiento, etc.

doorbird.jpg

DoorBird destaca que tan solo requiere 500 Kbps de ancho de banda para utilizarlo, así que es usable bajo condiciones de mala cobertura donde otros fallarían. Además el almacenamiento en la nube de las imágenes no requiere una suscripción ya que está incluido en el precio de venta.

Es el único que además de por WiFi podemos conectar al router mediante un cable ethernet, e incluso ahorrarnos una fuente de alimentación adicional si nuestro switch es PoE. Tiene doble salida de relé, para puerta peatonal y puerta de garaje. Se puede comprar una pantalla como accesorio.

El precio del DoorBird es de 349 €.

La instalación de estos sistemas requiere algunos conocimientos básicos de electricidad. Utiliza el foro domótica y hogar inteligente si tienes alguna duda.