Banda Ancha EU

Información independiente
sobre fibra, móvil y ADSL

hosting en interdominios

15.600 kilómetros de fibra óptica para unir Tokio y Londres

Si alguna vez visitas el Ártico, tendrás conexión de banda ancha :) Un extremo nace en la nipona Ajigaura (cerca de Tokio) y pasa por Cambridge Bay y Nunavut (norte de Canadá). Desde allí llega a Highbridge (Reino Unido). La encargada es la compañía con sede en Toronto Arctic Fibre. Serán 100 gigabits de longitud de onda para construir un sistema con capacidad para 24 terabits; de un extremo a otro en 154 milisegundos. El cambio climático permite que en los golfos del norte de Canadá, pueda instalarse, ya que anteriormente, cubierto de hielo, era literalmente, infranqueable.

En 2016, si el tiempo lo permite, esperan tener cubierto esta unión de Tokio con Londres que encuentra redundancia actualmente en los cables del Mediterráneo. Los primeros clientes en obtener servicio serán residentes del norte de Alaska y las regiones del norte de Canadá Nunavut y Nunavik.

Al final, en total 57.000 canadienses y 26.500 habitantes de Alaska que jamás han tenido acceso a Internet, se verán también beneficiados, además de las grandes empresas, proveedores de acceso a Internet y sistemas bancarios. La velocidad media de descarga en las zonas rurales de Alaska raramente supera 3 Mbps. Al otro lado de la frontera en el norte de Canadá, Internet lo sirve el Anik F2, un satélite de telecomunicaciones propiedad de Telesat Canadá que proporciona acceso a 5 Mbps... en el mejor de los casos.

Desde mediados de 2014 se conoce el proyecto que toma importancia en estos días porque en este año comenzará el despliegue.